Secciones
Referencias
Resumen
Servicios
Descargas
HTML
ePub
PDF
Buscar
Fuente


Islas artificiales en el Mar de la China Meridional conforme a la Convención del Mar y la responsabilidad de los Estados
Analéctica, vol.. 6, núm. 42, 2020
Arkho Ediciones

Analéctica
Arkho Ediciones, Argentina
ISSN-e: 2591-5894
Periodicidad: Bimestral
vol. 6, núm. 42, 2020

Recepción: 03 Marzo 2020

Aprobación: 18 Agosto 2020

Resumen: Las acciones de China con respecto a la construcción de islas artificiales han logrado elevar la tensión en la región; la Asociación De Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) ha demostrado su inconformidad con la situación declarando que China ha utilizado barcos de degrado y equipos constructores para transformar los arrecifes de coral en bases con puertos militares (Hayton, 2015). Siendo una zona con relevancia a nivel internacional, las consecuencias de las acciones de China podrían repercutir en una competitividad internacional con fuertes tensiones tanto económicas como políticas debido también a las disputas por los límites de jurisdicción de cada uno de los Estados alrededor del Mar Meridional.

Palabras clave: mar de China meridional, Convención del Mar, islas artificiales.

Abstract: China's actions regarding the construction of artificial islands have succeeded in raising the tension in the region; The Association of Southeast Asian Nations (ASEAN) has shown its dissatisfaction with the situation by stating that China has used degraded ships and construction equipment to transform coral reefs into bases with military ports (Hayton, 2015). Being an area with international relevance, the consequences of China's actions could have repercussions on international competitiveness with strong economic and political tensions also due to disputes over the limits of jurisdiction of each of the States around the South Sea.

Keywords: South China Sea, Convention of the Sea, artificial islands.

Introducción

Dentro del escenario internacional, la posición geográfica de los Estados siempre ha sido de gran importancia para el desarrollo de las civilizaciones, algunas de las más importantes se establecieron a la cercanía de alguna fuente de agua. Debido a esto, los recursos naturales relacionados con el agua suman a los Estados beneficios adicionales. El tener acceso al mar, puede significar un crecimiento económico debido a las rutas comerciales, ventajas militares o la posibilidad de explotar recursos naturales como gas, petróleo, entre otros.

Al haber tantos beneficios derivados del acceso al mar, con el paso del tiempo y el avance de las tecnologías se ha presentado la necesidad de establecer una regulación en el asunto por medio del Derecho Internacional. La Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar (Convemar) fue establecida el 30 de abril de 1982 con la intención de establecer los límites de las zonas marítimas de las cuales los Estados tienen soberanía. Las zonas establecidas en la Convención y que serán de gran relevancia a lo largo del presente texto son las aguas interiores, el mar territorial, la zona contigua, la zona económica exclusiva, la plataforma continental y alta mar.

Las zonas marítimas establecidas dentro de la Convemar otorgan a los países ventajas adicionales en materia económica, política y geoestratégica, por lo que todos los países que gozan de litoral buscan aprovechar al máximo los beneficios otorgados a medida de lo posible y conforme lo establecido en la Convención. Sin embargo, en el Derecho Internacional pueden llegar a existir lagunas legales respecto a algún tema que aún no haya sido regulado; en este caso, los avances y desarrollos tecnológicos que ha demostrado China con la creación de islas artificiales están causando disputas internacionales en el sudeste asiático y aún no existe ningún tipo de regulación específica que pueda presentar una solución eficaz al problema.

Problemática

Las acciones de China con respecto a la construcción de islas artificiales han logrado elevar la tensión en la región; la Asociación De Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) ha demostrado su inconformidad con la situación declarando que China ha utilizado barcos de degrado y equipos constructores para transformar los arrecifes de coral en bases con puertos militares (Hayton, 2015). Siendo una zona con relevancia a nivel internacional, las consecuencias de las acciones de China podrían repercutir en una competitividad internacional con fuertes tensiones tanto económicas como políticas debido también a las disputas por los límites de jurisdicción de cada uno de los Estados alrededor del Mar Meridional.

A nivel regional, la zona del Mar de la China Meridional representa una gran disputa entre los Estados que se encuentran alrededor del mismo, principalmente China, Vietnam, Brunéi, Malasia y Filipinas debido a la gran cantidad de islas que se encuentran en la zona. Cada uno de los países reclaman sus límites establecidos por la Convermar, sin embargo, estos límites se encuentran mezclados y el establecimiento de las áreas no es claro. Este mar que se encuentra en el centro de los cinco países representa una enorme ventaja estratégica ya que es una de las rutas comerciales más importantes del mundo, aportando alrededor de 20% del flujo económico dentro del comercio internacional (RT en español, 2019).

La disputa que se ha dado por la jurisdicción dentro del Mar Meridional representa la tensión de una competitividad internacional que podría atentar contra la paz y la seguridad de la zona. Como se ha mencionado anteriormente, las lagunas legales abundan en lo que concierne al establecimiento de los límites marítimos cuando estos se sobreponen, por lo que deja de ser claro cual de los países será quien goce de los beneficios obtenidos ya sea por la extracción de recursos o por el comercio internacional.

La competencia por explotar los recursos naturales que abundan en la zona significa el latente inicio de un conflicto internacional, sin embargo, la mayoría de los países excluyendo a China son parte de ASEAN, por lo que para ellos los retos son menores al trabajar como un bloque en conjunto. Sin embargo, las acciones de China al crear islas artificiales representan una amenaza para la sana competencia de la región; también, implica una afectación a los países vecinos en el momento en que China llegue a tomar el control de las rutas comerciales y del aprovechamiento de los recursos.

Después del fin de la Guerra Fría fue establecido un nuevo orden mundial que pretendía dar pie a un sistema multipolar, sin embargo, Estados Unidos fue quien tomo la delantera. En los años que siguieron tras la caída de URSS otros países empezaron a desarrollarse y a tomar su lugar dentro de la esfera internacional, entre ellos China. Hoy en día China representa un gran poder internacional teniendo a la población más grande del mundo, una economía fuerte y desarrollada y una gran influencia dentro de las decisiones políticas. Es por esto que sus acciones de querer controlar el Mar Meridional representan un riesgo para los demás países.

Muchos de estos países dependen de actividades turísticas, del comercio marítimo o de la extracción de recursos, por lo que esto afectaría a la estabilidad económica regional. De igual manera, ASEAN ha logrado consolidarse en los últimos años como un actor importante, no solo a nivel regional sino dentro del escenario internacional, por lo que entrar en conflicto con una de las mayores potencias económicas y políticas podría afectar su crecimiento y desarrollo. Por otra parte, la alta posibilidad de que estas islas artificiales sean utilizadas con propósitos militares representa una amenaza para la paz y la seguridad de la región que muy probablemente escalaria a nivel internacional (Natalevich, 2018).

Los demás países que rodean el Mar Meridional se verían afectados no solo en cuestiones económicas o políticas internas, también cabe la posibilidad de que haya intervención extranjera para combatir el crecimiento militar que suponen estas islas. Estados Unidos ha logrado colocarse como el hegemón del mundo durante mucho tiempo, sin embargo, en los últimos años el sistema internacional ha evolucionado dando lugar a otros actores internacionales. Es por esto que China y sus islas artificiales representan una fuerte amenaza para el país occidental.

Las tensiones derivadas del aún mayor creciente poder de China en la región representan graves afectaciones a los países vecinos y promueven las tensiones internacionales. Estas islas artificiales, sea cual sea su función, comercial, político o militar representan un riesgo para la seguridad internacional. La zona del Mar Meridional es de gran interés a nivel internacional por lo que los intereses y las preocupaciones podrían afectar la estabilidad de la comunidad internacional.

Dentro de la problemática existen ventajas y desventajas, sin embargo, no todas las partes poseen ambas. China se encuentra en una situación con una extrema ventaja de poder cumplir con todos sus intereses, al expandir su territorio a estas islas estaría extendiendo todas sus zonas establecidas por la Convemar y con esto aprovechar al máximo el nuevo límite de su zona económica exclusiva dentro de la cual es libre de obtener recursos para su desarrollo económico.

Una de las desventajas más grandes es para los países vecinos, a pesar de tener un bloque regional como ASEAN, la importancia política internacional no es la misma que la del gigante asiático, por lo que China podrá hacer uso de sus zonas hasta llegar a la plataforma continental sin importar si ocupa el territorio de otro Estado. Y debido a su peso internacional, los países pequeños como Brunéi no podrán hacer nada al respecto.

Otra clara ventaja sería el crecimiento económico y político que las islas supondrían para China, el control de una de las rutas comerciales más importantes y el poder político que implementaría en la zona podrían llegar al nivel de Estados Unidos, lo cual incrementaría las tensiones que de por sí ya son existentes. Esto conllevaría a una desventaja para Estados Unidos al enfrentarse a un enemigo comercial que va ganando cada vez más terreno e influencia dentro de la esfera internacional.

Frente a esta situación los intereses que tiene China son claros, ya sea para el comercio o para el desarrollo militar, las islas artificiales en el Mar de la China Meridional representan una herramienta de posicionamiento tanto regional como internacional. Demuestra la preparación para una competencia internacional por el nuevo liderazgo dentro de las decisiones políticas, incluso cuando China pertenece a los Estados permanentes del Consejo de Seguridad, su imagen internacional y su rol en las decisiones puede llegar a ser cuestionada, sin embargo, con este paso busca re direccionar su liderazgo y competitividad.

Aplicación de la Convención y de la responsabilidad de los Estados

Para el entendimiento de esta problemática es necesario comprender como es aplicada la Convención del Mar. Para la particularidad de este caso no existe regulación dentro de la Convención, sin embargo, su importancia reside en el establecimiento de las zonas marítimas que debido a las islas artificiales ha extendido el territorio chino y su jurisdicción en el mar. Dichas islas se encuentran por fuera de la superficie del mar, lo que quiere decir que no cuentan como parte del territorio continental y esto resulta en que la línea base a partir de la cual comienzan a contarse las millas náuticas se extiende, convirtiendo a China en dueño de 2,25 millones de km2 del Mar Meridional que en total cuenta con 4,25 millones de km2 y con derecho a la explotación de sus recursos (Hayton, 2015).

Sin embargo, dicha extensión en sus millas náuticas implica sobreponerse con las de los Estados contiguos, por lo que esto se vuelve un conflicto de internación no regulado por la Convemar. Es aquí en donde la Responsabilidad de los Estados juega un rol muy importante ya que esta jurisdicción es aplicada a todo aquello que tenga regulación internacional, lo que significa que el Estado siendo el actor internacional más importante debe estar sujeto a las leyes internacionales y responder ante ellas según se haya estipulado.

Conforme a la Responsabilidad de los Estados, este caso entraría en una responsabilidad objetiva, en donde los actos realizados no son ilícitos ya que no existe una norma que lo prohíba pero que traen repercusiones internacionales (Ortiz, 2018). Para este caso aplicaría la Convención para la Protección del Medio Ambienta ya que la construcción de las islas afecta a los océanos, a pesar de que esta convención es importante, no es de relevancia para la problemática principal, pero es bueno tenerla en consideración.

La responsabilidad a la que se enfrentaría China surge del hecho de que sus acciones han afectado indirectamente a otros Estados en su seguridad nacional y sus relaciones comerciales. De igual manera, al extender sus millas náuticas, la zona de altamar, la cual pertenece a la comunidad internacional, se encuentra ahora bajo la soberanía nacional de China, afectado no solo a los Estados contiguos sino a la protección del medio ambiente correspondiente a esa zona y a la explotación de sus recursos. Además de que cualquier investigación científica seria atribuida a China.

Las acciones lícitas realizadas por el Estado pueden causar consecuencias a nivel internacional, ya sea en lo correspondiente a la Convención para la Protección del Medio Ambiente, a lo permitido y establecido en la Convención del Mar o atentar contra la seguridad internacional. Debido a la complejidad que implica la aplicación de la jurisdicción internacional con respecto a la problemática es necesaria la formulación de nuevas propuestas de solución, ya sean prácticas para resolver el latente conflicto de tensiones internacionales o la correcta aplicación de las normas internacionales.

Propuestas de solución

Como ya se ha mencionado anteriormente, ASEAN se ha convertido en un actor regional importante y que aporta en gran medida a la cooperación internacional, por lo que su función como mediador de la problemática para aliviar las tensiones resultaría benéfico. El dialogo internacional es una de las herramientas más utilizadas dentro de la comunidad internacional, por lo que este sería el primer paso a un acercamiento entre Estados para proponer alguna solución y disolver las tensiones y cuestionamientos respecto a las amenazas de seguridad.

Por otra parte, el respeto al Derecho Internacional debe ser uno de los principales objetivos a la hora de proponer alguna solución al conflicto. Las lagunas legales que se encuentran en la Convemar dificultan el proceso, así como implementar la responsabilidad de los Estados respetando su soberanía. Una solución para la disputa internacional sería llevar el caso ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ), quien se encarga de la solución de controversias con respecto al Derecho Internacional. Mediante la corte se podría presentar el caso y establecer lineamientos a seguir conforme la regulación de normas internacionales. Conforme esta misma idea, recurrir a la CIJ quitaría un peso de encima a los Estados ya que un órgano externo sería quien tomara las decisiones.

Como sabemos, el sistema internacional se encuentra en una constante evolución por medio de las interacciones entre todos sus actores, es por esto que el Derecho Internacional debe encontrar la forma de mantenerse al tanto de los avances, sobre todo tecnológicos, para poder regularlo. A sus 38 años de establecimiento, la Convemar debe adecuar sus regulaciones internacionales, por lo que es necesario que la Convención haga nuevas regulaciones con respecto al tema de islas artificiales, lo cual se puede hacer por medio de la CIJ.

Las soluciones deben abarcar todos los ámbitos del conflicto, las rutas comerciales, la seguridad internacional y los intereses internacionales. Lo importante es lograr un avance en las regulaciones con respecto a este tema para poder tener una idea más clara de que consecuencias o efectos podrían traer para los Estados. De igual manera, salvaguardar el bienestar de los Estados afectados deberá estar involucrado en las decisiones que podría tomar la CIJ una vez que se le presente la situación.

Desafíos apremiantes

Para que las resoluciones del conflicto puedan tener lugar, es importante una fuerte presión internacional por parte de los demás países, incluso más en el caso de que China tiene una influencia aún mayor dentro del contexto internacional. El apoyo de los demás Estados llevará a que la CIJ no solo responsabilice a China por las consecuencias, sino que haya un avance dentro de la regulación de la Convemar que logre evitar futuras problemáticas conforme los avances tecnológicos que puedan utilizar diversos países.

Sin embargo, el mismo hecho de que China representa una gran influencia política, económica, comercial y militar pone en duda la efectividad de la cooperación de otros Estados y la abundancia de presión internacional.

No solo es necesaria la regulación conforme a los avances tecnológicos, también se necesita reforzar las regulaciones existentes de las zonas marítimas compartidas con otros Estados. En general el Sudeste Asiático presenta grandes complicaciones a la hora de establecer límites territoriales, sin embargo, la Convención no establece la resolución de estas controversias. Esto representa un reto para el Derecho Internacional y para la voluntad de los Estados de responsabilizarse de sus acciones cuando no existe una jurisdicción internacional clara respecto a las consecuencias.

La soberanía de los Estados es uno de los elementos más importantes dentro den sistema internacional, sin embargo, también es un reto a la hora de contabilizar los cumplimientos de normas internacionales. La Responsabilidad de los Estados codifica sus obligaciones y las consecuencias de sus acciones, pero no asegura su cumplimiento. Para esta problemática el desafío más importante y del que depende gran parte de la resolución del conflicto es de la aplicación de la responsabilidad del Estado y del adecuado cumplimiento de las sanciones o de las regulaciones internacionales.

Conclusión

Dentro del Derecho Internacional existe un sin numero de retos a los que se enfrentan los países, a pesar de ello, es una herramienta muy útil para poner un punto de partida y limites a el comportamiento de los Estados. Las interacciones dentro del sistema internacional se encuentran sujetas a una serie de normas y obligaciones, pero el incumplimiento de estas afectas de manera generalizada.

Las islas artificiales que China esta creando parecen ser el comienzo de una reestructuración dentro del escenario internacional, podría significar un nuevo liderazgo, mejores regulaciones o algún conflicto. Sin importar el resultado es importante reconocer la importancia de todos los elementos y su vinculación con el Derecho Internacional. Sin importar los retos o las soluciones, el análisis debe enfocarse en la regulación de la jurisdicción internacional y de la evolución del panorama mundial.

La problemática en general conlleva el involucramiento directo del Derecho Internacional al abrir camino para su evolución y adecuación a las nuevas tendencias que se establecen por los Estados. Es importante que cada vez surjan mayores y mejores regulaciones dentro del contexto internacional para poder armonizar las relaciones internacionales bajo un mismo marco jurídico ya que cumplimiento de las normas internacionales es de gran importancia para salvaguardar la paz y la seguridad internacional.

Referencias

Hayton, B. (2015) ¿Por qué preocupan tanto las islas que China está construyendo? BBC. Recuperado de https://www.bbc.com/mundo/noticias/2015/05/150503_islas_mar_china_meridional_disputa_men

Natalevich, M. (2018) China transforma islas artificiales en bases militares para acrecentar su dominio. El Observador. Recuperado de https://www.elobservador.com.uy/nota/china-transforma-islas-artificiales-en-bases-militares-para-acrecentar-su-dominio-2018428500

Ortiz, L. (2018) Derecho Internacional Púbico. Cuarta Edición. Oxford University Press. P.p. 660.

RT en español (2019) El mar de la China Meridional: 5 países en disputa. RT en español. Recuperado de https://www.youtube.com/watch?v=87vQJTfhuEA



Buscar:
Ir a la Página
IR
Modelo de publicación sin fines de lucro para conservar la naturaleza académica y abierta de la comunicación científica
Visor de artículos científicos generados a partir de XML-JATS4R