Secciones
Referencias
Resumen
Servicios
Descargas
HTML
ePub
PDF
Buscar
Fuente


INSEGURIDAD ALIMENTARIA Y EL USO DE LAS DESPENSAS EN EL PERIURBANO DE NUEVO MÉXICO. CASO DE ESTUDIO SILVER CITY
Revista CoPaLa. Construyendo Paz Latinoamericana, vol.. 6, núm. 13, 2021
Red Construyendo Paz Latinoamericana

Artículos

Revista CoPaLa. Construyendo Paz Latinoamericana
Red Construyendo Paz Latinoamericana, México
ISSN-e: 2500-8870
Periodicidad: Semestral
vol. 6, núm. 13, 2021

Recepción: 25 Abril 2021

Aprobación: 25 Mayo 2021

©Revista CoPaLa, Construyendo Paz Latinoamericana

Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

Resumen: Se trata de un estudio sobre la inseguridad alimentaria en un área periurbana del suroeste de Nuevo México (EE. UU.), en la ciudad de Silver City. A través de una metodología mixta, cuantitativa y cualitativa con el uso de cuestionarios se encontró que la región muestra inseguridad alimentaria y pobreza, esto es confirmado por los altos índices del uso de cupones de alimentos y el uso de la despensa de alimentos. Se concluye que las organizaciones que operan estas despensas a menudo son organizaciones sin fines de lucro mismas que llenan un vacío en los servicios ausentes provistos por el gobierno de los Estados Unidos. Particularmente estos entornos son importantes ya que se pueden observar y analizar patrones y cambios en el bienestar social estadounidense, en especial en la relación con la mitigación de la inseguridad alimentaria.

Palabras clave: inseguridad alimentaria, despensas de alimentos, Estados Unidos, Nuevo México, desigualdad.

Abstract: The following is a study about food insecurity in a periurban area of southwestern New Mexico (USA), in the city of Silver City. Through a mixed, quantitative and qualitative methodology with the use of questionnaires it was found that the region shows high rates of food insecurity and poverty, this is confirmed by the high rates of the use of food stamps and the use of the food pantry. The organizations that operate these pantries are often nonprofits themselves that fill a gap in the missing services provided by the United States government. These settings in particular are important for observing and analyzing changing patterns in American social well-being, especially as it relates to mitigating food insecurity.

Keywords: food insecurity, food pantries, United States, New Mexico, inequality.

INTRODUCCIÓN

La seguridad alimentaria y la nutricional son el motivo de preocupación e interés nacional de Los Estados Unidos de Norteamérica, especialmente en el suroeste del estado de Nuevo México (NM). Esta región tiene una carencia considerable de acceso a ciertos recursos básicos, que incluyen pocas fuentes de ingresos y los remanentes de una economía de auge y caída basada en la minería; además de una vasta historia de discriminación. Específicamente, no se tiene mayor documentación de estos hechos, sin embargo; están latentes en esta área. El municipio de Grant abarca la ciudad de Silver City y tal vez, está sea la entidad económica más importante de la región, ya que se encuentra situada a las faldas de las vastas extensiones de la reserva forestal-nacional llamada Gila, que contrasta con el estado crónico de escases alimentaria, incluyendo las altas tasas de hambruna y desnutrición en niños, adultos y adultos mayores; por lo tanto, es de esperar que tenga una fuerte dependencia a la ayuda de programas alimentarios de gobierno.

El desafío de la seguridad alimentaria y nutricional es abordado por varias organizaciones en la región, desde programas de apoyo a los ingresos con personal de gobierno hasta organizaciones sin fines de lucro, iglesias que proveen despensas y otros programas que incluyen preparación de alimentos y comercialización de productos alimenticios. Establecido lo anterior, muchas de estas entidades desconocen los detalles exactos de los beneficiarios a quienes prestan sus servicios, incluida su información demográfica, la motivación para el uso de los servicios y las evaluaciones cualitativas, particularmente etnográficas, de sus percepciones sobre el hambre y las condiciones que los han colocado en una situación de precariedad. Este trabajo de investigación tiene como objetivo estudiar cómo una asociación en particular, The Commons, ha tratado de abordar este dilema a través de su enfoque multifacético de la seguridad alimentaria y cómo es que sus esfuerzos han sido evaluados exitosamente por la comunidad en general.

The Commons es una organización sin fines de lucro no gubernamental (501 (c) (3)) que en sus inicios se estableció para atender las necesidades voluntarias del municipio de Grant, pero se reconstituyó rápidamente como una organización enfocada a servir a la comunidad, en donde varias personas expresan las graves consecuencias del hambre, particularmente en los menores. Como resultado de los esfuerzos de las administraciones anteriores y la participación mayoritaria de la comunidad en general, la organización desarrolló una serie de programas basados ​​en el tratamiento de las primeras señales de un grave problema y no las consecuencias directas de este. Estos programas incluyeron: 1) distribuciones de despensas-compuestas de productos precederos y no precederos- 2) un programa donde los voluntarios empacan alimentos no precederos los fines de semana para niños con hambre crónica, 3) la creación de una huerta, donde se desarrollan plantas: comestibles, medicinales y polinizadoras, con el objetivo de proporcionar productos locales para quienes no tienen acceso a ellos y 4) recursos adicionales para personas que tuvieran interés en cosechar o recolectar algunos frutos o vegetales que no son aptos para la comercialización e industrialización, provenientes de jardines, huertos y campo silvestre.

La mayoría de estos programas aún vigentes, aunque coyunturalmente con capacidad limitada, generó la organización que representa a este valioso grupo de voluntarios y donantes; fácticamente existen varios programas de despensas de alimentos que se desarrollan bajo el esquema de seguridad alimentaria y nutricional que desarrolla acciones directas que abordan el hambre y sus consecuencias inmediatas basados en los distribuidores de alimentos; otros programas con más efectos indirectos (recolección, jardinería y empresas locales basadas en alimentos) son a menudo más difíciles de crear pues requieren de apoyo y respaldo financiero a largo plazo, pero no hay que olvidar que la seguridad alimentaria y nutricional es parte de los sistemas políticos, económicos, sociales y biológicos.

The Commons es un caso de estudio organizacional apropiado para la prestación de servicios y la programación puesto que cumple con los siguientes principios: 1) las condiciones político-económicas de Silver City NM, son completamente apropiadas para una organización multifacética, 2) la mayoría de sus esfuerzos básicos o primarios no están consolidados, independientemente de la necesidad que estén tratando de erradicar, 3) el éxito para lograr una seguridad alimentaria y nutricional apropiada y completa parece inalcanzable a pesar de los esfuerzos y recursos concentrados dirigidos, 4) finalmente, la perspectiva de un sistema socio político y económico y otros factores pueden ser mejor aplicados en iniciativas dirigidas a abordar la justicia social y la pobreza, ante un panorama difícil.

El estudio se presenta desde una perspectiva descriptiva y analítica en su enfoque. La primera sección expone las necesidades de investigación y lo que está disponible para la realización de un análisis de datos cuantitativo, mientras que la segunda está enfocada a un estudio de métodos mixtos integrales, que incluyen los resultados de una serie de encuestas y grupos de enfoque comunitario. Si bien teóricamente, The Commons sirve a todo el municipio de Grant, su alcance es más visible cerca de Silver City y en las rancherías y comunidades que conforman el Distrito Minero, incluyendo Santa Clara y Bayard. Esto tiene como consecuencia que el área de enfoque para este proyecto de investigación sea en particular la ciudad de Silver City (figura 1).



Mapa de la ciudad de Silver City jurisdicción extraterritorial.
construcción propia del autor.

CONTEXTO DE SILVER CITY, NUEVO MÉXICO, EE.UU.

La necesidad de información básica y verídica es primordial para la investigación social en Silver City y en general en el sudoeste de Nuevo México. Las cifras del Censo de los Estado Unidos se consideran sesgadas y no son particularmente confiables, tanto en el área censal como en otras áreas que se han agregado al estudio. Mientras los investigadores de las universidades, organizaciones sin fines de lucro y gubernamentales se han esforzado por corregir este grave defecto, es notable, por ejemplo, que todo el pueblo de Silver City, con una población cercana a las 10,000 personas, se incluye en un área del censo. Esto delata una considerable heterogeneidad dentro de estos límites, incluida la variabilidad en los indicadores socioeconómicos como la etnia, los ingresos, el género y el estado migratorio.

Aun cuando se han llevado a cabo importantes trabajos geoespaciales en el paisaje rural y forestal de la región, en parte debido al ecosistema dinámico y a la rica historia de recursos naturales que contiene, existe una falta de trabajo en el ámbito urbano o porciones periurbanas, incluidas Silver City y el Distrito Minero, como comunidades fronterizas en su carácter de unidades auxiliares de la Reserva Forestal Gila.

Debe observarse con atención que la aplicación de encuesta puerta a puerta, como la que se practicó para la recolección de datos en este estudio, es cada vez menos rutinaria en la investigación sociológica y antropológica. Su costo tanto en tiempo como en recursos es considerable y, en consecuencia, pocos investigadores eligen emplear cuestionarios en persona cuando las aplicaciones de encuestas en línea, y por teléfono son más eficientes. A pesar de ello, resaltamos el valor de la recopilación de datos puerta a puerta, ya que existen numerosas poblaciones que deben estudiarse mediante este método y no aquellos que dependen de tecnologías más desarrolladas. Muchas poblaciones de bajos ingresos y marginadas, en particular, son difíciles de interactuar cuando no se les solicita en persona, a menudo debido a su falta de acceso o por la carencia de acceso a tecnologías de comunicación e información.

Nuestro enfoque de métodos mixtos, que es cuantitativo o cualitativo, no es necesariamente innovador a primera vista; pero representa una aleación de recursos que no ha estado presente en los trabajos de esta región en el transcurso de los últimos años.

Silver City, NM; es un asentamiento urbano que se encuentra en la intersección de importantes características geográficas. Como se señaló anteriormente, sirve como el área metropolitana del sudoeste de Nuevo México, que se extiende desde Deming al oeste. Incluye porciones significativas de los municipios Catron, Grant, Hidalgo y Luna que se caracterizan por las altas tasas de pobreza individual o doméstica y el desafío de una nutrición y alimentación correcta que se alejan del promedio de las normas establecidas para el Estado de Nuevo México, así como para los Estados Unidos en su conjunto (Feeding America, 2019; United States Census, 2018). La figura 2 muestra los ingresos promedio de la zona estudiada y la figura 3 la conformación racial.



Ingresos de tasa media en Silver City
American Community Survey (2017).



Datos de tasa de pobreza para Silver City segmentados por raza.
ACS (2017).

Los intervalos de ingresos en el hogar están directamente relacionados con la historia de la región, que ha sobrevivido a constantes auges y caídas principalmente relacionados con lo azaroso de la minería de plata y cobre, a la que su destino económico se ha aliado estrechamente durante varios años hasta ahora. Han jugado un lugar significativo el papel que juegan las minas como motores económicos de percepción de éxito, así como los lugares culturales incisivos en la imaginación popular de grandes segmentos de la población.

La pobreza y su patología profundamente relacionada con la discriminación racial, han sido una característica prominente del paisaje para el área metropolitana de Silver City y el municipio de Grant. Como Stephen Fox (2019) ha escrito en trabajos recientes sobre el nivel de discriminación presente en las ciudades mineras del sudoeste de Nuevo México, incluida Silver y su contexto social, la región del estado se encuentra en muchas formas retrocedida diez años comparada con el resto del país en términos de avances en los derechos civiles expresados en otros lugares de los Estados Unidos, particularmente en el sur del país (Provencio, 2017).

Finalmente, dada la distancia relativa entre las industrias actualmente activas al gran centro urbano, la dificultad de la producción agrícola y su asiento en medio de una tierra protegida por la Reserva Nacional Forestal Gila, la región en su conjunto está imposibilitada de encontrar el éxito económico de amplio espectro y es poco probable que lo haga a corto plazo.

SEGURIDAD ALIMENTARIA Y NUTRICIONAL

La seguridad alimentaria y nutricional, aunque está relacionada con la pobreza regularmente se comporta diferente. La tasa de deficiencia alimentaria del municipio en comparación con todo Estados Unidos en su conjunto es más alta, del 14.5% al 13.4% (Feeding America, 2015). Alrededor del 74% de los pobladores del municipio de Grant operan por debajo del umbral del Programa de Asistencia Nutricional Suplementaria (“SNAP” por sus siglas en inglés) (en comparación con el 55% a nivel nacional), lo que tiene efectos combinados en numerosas decisiones que los hogares toman en términos económicos o de otro tipo. La escala del municipio muestra que la tasa de obesidad infantil es del 9.7%, en comparación con el 8.1% a nivel nacional, por lo que, si bien es contradictorio para quienes no están familiarizados con la literatura, está intrínsecamente asociada con la pobreza y sus síntomas profundamente arraigados.

A diferencia de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), la población de los EE. UU. depende de la asistencia alimentaria en lugar de las transferencias en efectivo como medio para mejorar las condiciones de las familias en situación de pobreza (Poppendieck, 2014). Como ejemplo, el gasto federal en SNAP (comúnmente referido como "cupones de alimentos") en 2011 fue 11 veces mayor comparado al otorgado en Asistencia Temporal para Familias Necesitadas (“TANF” por sus siglas en inglés), a menudo conocido como "bienestar".

Los adultos sin hijos no se incluyen en el TANF y si fuera el caso de no haber calificado para recibir pagos por incapacidad, deben acudir a las localidades estatales y municipales cuando agoten la compensación por desempleo y los ahorros. Los programas que proporcionan dicha ayuda se conocen popularmente como "Asistencia General" (“GA” por sus siglas en inglés) y los pagos que ofrecen son extremadamente bajos. Todo el sector de asistencia social en los Estados Unidos, después de la "Reforma de la Asistencia Social” a mediados de los años 90´s, está diseñada para fomentar el empleo remunerado. Si bien, la asistencia social para el bienestar de TANF para familias encabezadas por adultos sanos ha disminuido drásticamente, los programas de apoyo alimentario se han convertido en la principal fuente de apoyo a los ingresos.

No obstante, los SNAP o “cupones de alimentos” se han convertido en esenciales para la supervivencia de los estadounidenses en situación de pobreza, de tal forma que la relación entre la asistencia caritativa privada y los programas del sector público puede socavar los derechos a la seguridad alimentaria y nutricional como la dependencia de las despensas de alimentos sin fines de lucro y la comida (Poppendieck, 2017). Los bancos alimentarios, pueden tener muchos estragos en comparación con otros modelos de distribución centralizados, practicados en otras naciones con regímenes de beneficios mejor administrados y sistematizados.

Servicio de despensas de alimentos

Los bancos de alimentos han sido considerados durante mucho tiempo un apoyo social para las familias de más bajos recursos, aquellas que experimentan pobreza en riesgo de desnutrición los utilizan cada vez más y la mayoría de los beneficiados de estos bancos hacen el mejor uso de lo posible, el resto permanece en la privación del mismo (Riches, 2018). El cambio y el aumento de la necesidad de los bancos, y el uso de estos, están generando un problema, ya que no pueden erradicar por completo la seguridad alimentaria y nutricional a corto o largo plazo, ni pueden satisfacer los requisitos nutricionales de los más afectados. Esto es particularmente preocupante dados los hallazgos de investigación sobre la seguridad alimentaria en los que se puede observar una afección en la salud, especialmente para aquellos que dependen exclusivamente de los bancos de alimentos como su fuente principal de sustento (Bush-Kaufman et al., 2019).

No obstante, los bancos de alimentos no pueden ser capaces de resolver todas las necesidades de los derechohabientes. Estos tienen un papel que desempeñar para reducir el impacto de la deficiencia en la nutrición y alimentación en los Estados Unidos y en el estado de Nuevo México donde existen tres tendencias marcadas: (1) El número de derechohabientes de los bancos de alimentos está en aumento; (2) las donaciones no se incrementan al mismo ritmo de la demanda, o las donaciones recibidas no son las apropiadas; y (3) el personal del banco de alimentos no está suficientemente capacitado en cuestiones de nutrición y alimentación para brindar un adecuado asesoramiento y educación a los derechohabientes. En las últimas dos décadas, el número de personas que necesitan apoyo alimentario en las economías occidentales avanzadas ha aumentado drásticamente (Caraher y Furey, 2018): una de cada siete personas en los EE. UU. utiliza el servicio de un banco de alimentos cada año. Este incremento está relacionado con los cambios en el sistema de asistencia social, la crisis financiera mundial y el aumento del desempleo (Poppendieck, 2014).

El apoyo brindado en efectivo en forma de cupones de alimentos ha mantenido la estabilidad desde principios de la década del año 2000, la asistencia alimentaria ha aumentado de tal forma que los bancos comunitarios que proveen alimentos para ser preparados en casa representan la manera más común para combatir el hambre (Oliveira et al., 2018). La provisión de alimentos de alta calidad nutricional abastecidos en cantidad suficiente representa un desafío para las despensas.

Varias investigaciones se han centrado en las formas en que los bancos de alimentos obtienen las provisiones, y los resultados informan un desajuste entre la necesidad de alimentos y la comida suministrada (Bryan et al., 2019; Bush-Kaufman, 2018 y Wetherill et al., 2019). Los obstáculos son obvios: los bancos de alimentos tienen una capacidad limitada para proporcionar una variedad de alimentos debido a las donaciones inconsistentes, el alto costo de los productos saludables y el almacenamiento limitado (Riches 2018). Sin un enfoque sistemático para la recolección de los alimentos excedentes, los problemas con el suministro de alimentos que cumplan con los requisitos nutricionales de los solicitantes continuarán. De los principales desafíos se encuentran 1) la educación alimentaria entre el personal para mejorar el abastecimiento y el apoyo a opciones más saludables, 2) las cantidades inadecuadas de alimentos donados y de fondos para comprar suministros adicionales, 3) la falta de refrigeración y almacenamiento adecuado, y 4) la adquisición de productos frescos.

METODOLOGÍA

Se llevaron a cabo una serie de 27 encuestas y entrevistas extendidas en el transcurso de 5 meses, que se aplicaron desde el invierno hasta la temporada de verano de 2020, en las instalaciones físicas de The Commons en el vecindario más pobre y con inseguridad alimentaria de Silver City, Brewer Hill (ACS, 2017). Donde, los beneficiarios de las distribuidoras de alimentos fueron entrevistados en sucesión, con una duración de 15 a 20 minutos, utilizando un cuestionario de una entrevista semiestructurada. Los cuestionarios se aplicaron en forma oral, siendo el primero de particular importancia dado el alto índice de analfabetismo general y funcional de las poblaciones referidas que luego se consideró de particular importancia (Bowling, 2005). Las respuestas de los entrevistados fueron anónimas y se mantuvieron dentro de las prácticas del Informe Belmont (incluido el consentimiento informado y más allá).

Los datos van desde respuestas cerradas en datos demográficos básicos hasta una variedad de preguntas más abiertas sobre la viabilidad de la despensa de alimentos, la movilidad y el acceso al transporte, así como algunas otras partes relacionadas. Las preguntas se pueden segmentar en su enfoque en tres áreas principales: 1) una línea de base para comprender la seguridad alimentaria y la pobreza, 2) la proximidad de las despensas de alimentos y otros recursos a la residencia o el domicilio del entrevistado y 3) la función y la importancia del Centro para la Seguridad Alimentaria y la Sostenibilidad (The Commons) para el entrevistado.

Se realizaron pretest y postest utilizando técnicas bayesianas. A priori es la distribución de probabilidad que expresa un supuesto acerca de que se tiene suficiente evidencia y a posteriori es la probabilidad condicional que se asigna de acuerdo con los resultados (Kadane 2011). Los pretest y postest funcionan de manera similar a la prueba de hipótesis de las variables predictoras. La edad de los encuestados y su relación con los beneficios sociales, los beneficios sociales y el uso de la despensa, y la frecuencia de la despensa y los ingresos se probaron utilizando la inferencia bayesiana de la siguiente manera: 1) los encuestados mayores demostrarían un mayor acceso a los beneficios sociales, 2) aquellos encuestados que reciben beneficios sociales también es probable que frecuentaran una despensa de alimentos, y 3) la frecuencia de la despensa dependería de los ingresos del hogar. Se utilizó un procedimiento de arranque divido en cuatro secciones para el proceso de estadístico. Inicialmente, los datos de la encuesta se clasificaron y segmentaron utilizando pruebas preliminares estadísticas relevantes, con la excepción de los datos nominales, que se presentaron para el análisis de texto preliminar el cuál se presenta a continuación.

Los domicilios se investigaron con mayor precaución, fueron triangulados por investigaciones de archivo cuya identidad permanecerá en el anonimato por el área encargada de The Commons. De esa manera, se cumple con la formalidad de las ciencias sociales, donde, el anonimato es particularmente importante y más aún cuando se trabaja con poblaciones vulnerables.

También se aplicaron pruebas con las mismas variables, incluidas las covarianzas de las que se obtuvo una matriz de correlación de Spearman que se muestra se muestran en el análisis a continuación.

RESULTADOS Y ANÁLISIS

Existe solamente una relación pequeña entre la edad del domiciliario y los beneficios sociales que el domicilio estudiado recibe. Realizándose una prueba de Chi es posible ver la poca relación entre el desempeño de edad y el beneficio: X-al cuadrado 16.957, df 21, p-valor 0.7137. Con el método de Bayesiano, sin embargo, se obtuvo un resultado menos similar, pero con las mismas consecuencias (Tabla 1).



Prueba de correlación bayesiana entre la edad del domiciliario y los beneficios sociales que el domicilio estudiado recibe.
construcción propia.

En este caso, es posible distinguir que el residuo no demuestra ninguna forma significativa entre las personas que reciben o no productos de alta calidad. Los “posteriores” de la hipótesis no son de hecho indicadores de los “anteriores.” También es posible ver con una fórmula cuadrática que las funciones del método Bayesiano en particular no funcionan.

Notablemente, el ingreso familiar se correlaciona con el uso de despensas de alimentos en los hogares que están por debajo de $15.000 dlls. anuales. Donde se adquiere una despensa al menos una vez al mes; esto representa un 48.39%, casi la mitad de la muestra en comparación con el segundo, donde el ingreso es de $15.001-$30.000 dlls. anual y está representado por un 16.13%, en donde los hogares adquieren una despensa por mes (Tabla 2).



El ingreso familiar se correlaciona significativamente con el uso de despensas de alimentos en los hogares que están por debajo de $15.000 USD anuales.
construcción propia.

Es útil señalar que, al generar más comparaciones del método bayesiano entre la utilización posterior y anterior de la despensa de alimentos y la dependencia de los beneficios de alimentos de SNAP, existe una tendencia general a una mayor dependencia de las distribuciones de despensas de alimentos, independientemente de la posesión de los beneficios de cupones de alimentos (Tabla 3).



Regresión lineal bayesiana Ingreso familiar y uso repetido de despensas
construcción propia.

De manera similar, la relación entre el ingreso familiar y el uso repetido de despensas está relacionada, pero sin la relación absoluta, normalmente podríamos predecir este contexto en condiciones comunes. Al utilizar una prueba de razón de probabilidades y un análisis posterior con los factores del método bayesiano, queda claro que la mayoría de las personas en posesión de cupones de alimentos que frecuentan un dispensario al menos una vez al mes, tienen mayores probabilidades de tener ingresos familiares por debajo de la línea de pobreza. Dicho esto, queda claro que el uso esporádico o periódico de las despensas de alimentos y los ingresos de la clase media baja no se correlacionan fuertemente con los beneficios de cupones de alimentos entre los entrevistados (Tabla 4). Esta falta de asociación intensa es especialmente acentuada cuando se considera el papel de estos servicios en escalas de pobreza socio-económica tan amplia como el suroeste del estado de Nuevo México.



Puntos de acceso primarios para productos alimenticios.
construcción propia.

Se observa que las despensas proporcionan la segunda fuente más alta, después de las compras relacionadas con los cupones de alimentos.

Análisis cualitativo

Hay tres concatenaciones consistentes de texto y frases que surgen de las entrevistas, que aspiramos explorar en detalle. Primero, la comprensión de la distribución de alimentos como un “producto básico” es constante, esto es aún y cuando los productos gubernamentales no se distribuyen en la comunidad, excepto en un refugio para personas sin hogar y solo a los ancianos.

Respuesta ilustrativa:

"Tenemos que obtener nuestra comida de estos servicios. Sin ellos, no tendríamos nada. No tengo dinero ni vehículo ... no hay manera de que pueda mantenerme sin ellos [commodity]". (Encuestado #A4).

La palabra "commodities" fue referenciada por el 74% (20/27) de los encuestados y se planteó como uno de los principales activos obtenidos en las despensas de alimentos en alcance. Semejantemente, las palabras genéricas más citadas en el contexto, utilizando un modelo de "un conjunto de palabras" demuestra que las palabras "cupones de alimentos" y "despensas de alimentos" a menudo son las más mencionadas en las encuestas y se representan dentro de las primeras 15 respuestas. Esto demuestra al menos algunas de las principales preocupaciones de los encuestados basados en sus condiciones socioeconómicas; como lo son las alusiones repetidas a la pobreza y la falta de recursos. No obstante, palidecen en comparación con las relacionadas a los alimentos o de alguna una clase similar.

Finalmente, dentro de las respuestas de la encuesta en sí, 13/27 (48%) se clasificaron como personas sin hogar o semi-sin hogar, e hicieron alguna referencia a esto al menos una vez en sus respuestas. Este es un número considerable a la vista del hecho de que los servicios en la despensa están disponibles para las personas, independientemente de su condición socioeconómica u otras características demográficas.

DISCUSIÓN

Existen asociaciones claras entre el uso de la despensa de alimentos y el estatus socioeconómico. De facto, desde la perspectiva de los encuestados en este estudio, el sistema no gubernamental de distribución de despensa de alimentos es, sin duda, una fuente primaria de alimentos. Además, las asociaciones entre los ingresos del hogar y el uso de la despensa son lo suficientemente importantes como para justificar el establecimiento de una relación entre estas características, incluso si la causalidad entre las dos no puede establecerse más allá de una duda razonable. Según el análisis realizado, existen relaciones entre el bajo estatus socioeconómico y la inseguridad alimentaria. El papel principal de las despensas en estos resultados es indiscutible, incluso si la obtención de despensas puede resultar de cuestionarios aplicados en estos foros.

CONCLUSIONES

Claramente, lo que se destaca en una comunidad como lo es la de Silver City es el grado de dependencia de los beneficios sociales federales, donde las restricciones auxiliares o adicionales, como lo son las cajas de alimentos provistas por despensarios como las de The Commons siguen siendo esenciales. Esta última organización y las demás de este tipo operan en la laguna donde los beneficios sociales que proporcionan la mayor parte de la seguridad, tanto para las finanzas personales básicas como para la variedad de alimentos. Silver City y tal vez todo el resto estado de Nuevo México periurbano y rural no son los únicos en los EE. UU. con una dependencia de los cupones de alimentos (Leonard et al., 2018), ni siquiera en las despensas; esta tendencia ha aumentado desde la era de “La Reforma de la Asistencia Social” en la década de 90´s, así como los costos de la atención médica para los hogares; partiendo desde los indigentes a las clases medias bajas (Poppendieck, 2014).

Pareciera no haber un claro cambio en la política federal relacionada a la seguridad alimentaria un futuro cercano, aunque hay indicios de que los cupones de alimentos y quizás otros subsidios federales para los pobres podrían ser condicionados en la próxima década (Watts y Fitzpatrick, 2018).

Como una predicción podría aseverar que, con una disminución en los beneficios de cupones para alimentos o un aumento en su condicionalidad, la dependencia general de las despensas continuará. Esto debería entenderse mejor mediante el uso de comportamientos "naturales" o cuasi experimentales (Just y Byrne, 2019).

Mientras tanto, el dilema de la seguridad alimentaria en áreas con un estatus socioeconómico bajo y peor para quienes padecen alguna enfermedad es una molestia continua para los responsables de la formulación de políticas. Organizaciones como The Commons han hecho esfuerzos para desarrollar un enfoque de "resiliencia" que abarque todas las dimensiones del sistema alimentario con miras a la "soberanía", incluido el cultivo de alimentos propios en lo más posible, la compra y el trueque con productores locales cuando no es posible cultivarlos y la recolección silvestre de frutas, almidones, verduras e incluso proteínas animales (donde esté dentro de lo permitido). Los factores de empuje y atracción que catalizarán un cambio o integración en una economía alimentaria local o la promoción de la soberanía no son fácilmente predecibles. Sin embargo, este estudio demuestra la dependencia que los hogares siguen teniendo en los subsidios federales (cupones de alimentos) y las asignaciones de alimentos sin fines de lucro (cajas de despensa), que se verán fuertemente limitadas en caso de que cambie la política pública sobre beneficios sociales, se prevé que incluido el precio, se modificarán todas las disposiciones alimentarias básicas.

Referencias

Bowling, A. (2005). Mode of questionnaire administration can have serious effects on data quality. Journal of Public Health, 27(3), 281–291.

Bryan, A. D., Ginsburg, Z. A., Rubinstein, E. B., Frankel, H. J., Maroko, A. R., Schechter, C. B., Cooksey Stowers, K., & Lucan, S. C. (2019). Foods and Drinks Available from Urban Food Pantries: Nutritional Quality by Item Type, Sourcing, and Distribution Method. Journal of Community Health, 44(2), 339–364.

Bureau, U. S. C. (s/f). 2017 ACS 5-year estimates. Recuperado el 8 de julio de 2019, de https://factfinder.census.gov/faces/nav/jsf/pages/download_center.xhtml

Bush-Kaufman, A., Barale, K., Aragón, M. C., & Walsh, M. (2019). Development and Testing of the Healthy Food Pantry Assessment Tool. Journal of Nutrition Education and Behavior, 51(5), 578–588.

Caraher, M., & Furey, S. (2018). Food Banks and Their Contribution/Detraction from Welfare Budgets. En M. Caraher Y S. Furey (Eds.), The Economics of Emergency Food Aid Provision: A Financial, Social and Cultural Perspective (pp. 73–90). USA: Springer International Publishing.

Feeding America. (2019). Map the Meal Gap. Recuperado de http://map.feedingamerica.org

Fox, S. (2019, abril 25). 50 Years of Segregation & Discrimination: Grant County’s Turbulent Social History [Public lecture]. Recuperado de https://wnmu.edu/events/segregation-discrimination-in-grant-county/

Just, D. R., y Byrne, A. T. (2019). Evidence-based policy and food consumer behaviour: How empirical challenges shape the evidence. European Review of Agricultural Economics, 47(1), 348-370.

Kadane, J.B. (2011). Principles of uncertainty, Chapman & Hall/CRC texts in statistical science series. USA: CRC Press.

Leonard, T., Hughes, A. E., Donegan, C., Santillan, A., y Pruitt, S. L. (2018). Overlapping geographic clusters of food security and health: Where do social determinants and health outcomes converge in the U.S? SSM - Population Health, 5, 160–170.

Oliveira, V., Tiehen, L., Prell, M., y Smallwood, D. (2018). Evolution and Implementation of the Supplemental Nutrition Assistance Program in the United States. En H. Alderman, U. Gentilini, y R. Yemtsov (Eds.), The 1.5 Billion People Question: Food, Vouchers, or Cash Transfers?, (pp. 209-264). Washington, USA : World Bank Group.

Poppendieck, J. (2014). Food Assistance, Hunger and the End of Welfare in the USA. En G. Riches & T. Silvasti (Eds.), First World Hunger Revisited (pp. 176–190). UK: Palgrave Macmillan.

Provencio, C. R. (2017). Racial Segregation and Discrimination in Grant County, New Mexico: A Comprehensive Examination Through the Lens of Intersectional Assemblage Theory [M.A., Texas Woman’s University].Recuperado de http://search.proquest.com/docview/1920438077/abstract/B7FC87CAC4834FE9PQ/1

Riches, G. (2018). Food Bank Nations: Poverty, Corporate Charity and the Right to Food. USA: Routledge.

U.S. Census Bureau QuickFacts: Silver City town, New Mexico. (s/f). Recuperado el 5 de julio de 2019, de https://www.census.gov/quickfacts/silvercitytownnewmexico

Watts, B., y Fitzpatrick, S. (2018). Welfare Conditionality. USA: Routledge.

Wetherill, M. S., White, K. C., y Seligman, H. K. (2019). Nutrition-Focused Food Banking in the United States: A Qualitative Study of Healthy Food Distribution Initiatives. Journal of the Academy of Nutrition and Dietetics. 119(10):1653-1665.

Zhang, Y., Jin, R., y Zhou, Z.-H. (2010). Understanding bag-of-words model: A statistical framework. International Journal of Machine Learning and Cybernetics, 1(1–4), 43–52.



Buscar:
Ir a la Página
IR
Modelo de publicación sin fines de lucro para conservar la naturaleza académica y abierta de la comunicación científica
Visor de artículos científicos generados a partir de XML-JATS4R